lunes, 24 de diciembre de 2012

jueves, 20 de diciembre de 2012

Coldburguer


A lonely cold burguer.

Nobody wants to share a cold and lonely burguer.

Who wants a spoiled cold and lonely burguer?

With its tough ¼ lb fire grilled beef and its chewy smoked thick-cut bacon.

With its mouldy Wisconsin white cheddar cheese and its frozen iceberg lettuce leaves. 

Its red onions: rotten; the tomatoes: tasteless. 

All on a cold, hard, rubbery sesame seed bun.


Who wants it?. Poor little cold burguer. Nobody does.

lunes, 17 de diciembre de 2012

vint-i-nou i


En sus pesquisas boreales entretiene los días, las horas.
Mientras, se entreteje la vida callada.
No pasa nada,

sólo el tiempo.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Éste, Ahora, Yo.




"Estar en el sitio adecuado en el momento adecuado"

El sitio es ÉSTE

El momento es AHORA

La adecuada soy YO.

                                    
                                    Para mi. También para Noelia.

domingo, 2 de diciembre de 2012

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Ha llovido



Dicen- los que saben de lluvia- que a veces sólo es cuestión de quitarse el paraguas.

                       

sábado, 10 de noviembre de 2012

let it be



    En mi mar has de nadar. Yo lo sé. Algún día no muy lejano. Poco a poco he de reunir todas tus playas y arrimarlas a una orilla, a mi orilla tuya.
...En secreto, el océano nos convertirá en peces nadadores para siempre.


sábado, 29 de septiembre de 2012

Hiperrealismo



A Toni no le gustan las peras de agua, ni los fresones de Huelva, ni las mandarinas clementinas.

  Tampoco las uvas moscatel, ni las naranjas de Valencia, ni los nísperos que se dan en el Levante. No le gustan los higos blancos que crecen en el jardín de la parte de atrás, ni los mirabeles de la Guardia. Ni los dátiles de Túnez, tan dulces. Ni las moras rojas, ni los plátanos de Canarias con sus motitas negras. Ni los paraguayos, ni las nectarinas blancas.

 No le gustan ni la sandía con pepitas, ni el melón de Villaconejos.

  A Toni sólo le gustan las manzanas rosadas y relucientes del cuadro que cuelga encima del aparador de la salita de estar.

domingo, 26 de agosto de 2012

Sunset



  Pero él prefería observar otro ocaso, el suyo propio; en el que el cielo desteñido de las paredes del salón-comedor sería el único testigo de su aburrimiento crepuscular.

sábado, 28 de julio de 2012

Lana


   Cuando los gatos dejen de perseguir ovillos de lana, tejeré un jersey de alpaca blanca para ti.

martes, 10 de julio de 2012

Te extraño, en extracto


  Este trasiego de gente, que alguien me lo explique. Trepan por una ventana, se cuelan en tu salita de estar, riegan todas tus plantas -también las de plástico- y se largan por la puerta principal. 
  Es insoportable.

viernes, 6 de julio de 2012

Domicilios



 Cuando rompe el verano y se pone el sol, se quedan vacías todas las casas de Salamanca. 
 Y ya nunca más las niñas se asoman para ver crecer la hierba.

martes, 26 de junio de 2012

Shanghai



  En la aldea de Dehang los colibrís duermen la ola de calor con la miel entre los labios. Las sombrillas de papel arden y estallan en una nube de confeti, los lichis maduran a la velocidad del rayo y deslizan su almíbar blando por las cortezas de los árboles calientes. Los abejorros les bailan a las flores de los sombreros de paja. 

  Ese calor a destiempo es el responsable del baile de los samuráis, del festival de fuentes, de la floración temprana de los nenúfares, de la leche helada de almendras y de los jugos de mandarinas satsumas.

                                    

lunes, 25 de junio de 2012

El escritor



Escribir era “la catarsis de los cobardes”, tenía que salir de su cuartucho oscuro y contemplar las casas y los caminos, los árboles y las piedras, las personas y los peces. Y como fuese, poseerlos.

No podía comprar las nubes ni las piedras, ni tampoco los valles ni las montañas, pero tenía un cuaderno y un lapicero y una ventana que daba a las casas del río. Entonces, subió la persiana y corrió las cortinas. Tomó el lápiz y el papel y transformó las efes en farolas, las ces en casas, las uves en vigas y ventanas, las bes en balcones, las tes en tejados, las aes en árboles, la pe en piedra y la ele en ladrillo, las eses en un sol brillante. Sin darse cuenta fue arquitecto de las palabras e ingeniero de la luz. Malabarista del alfabeto, inventor de puzzles.
Y poseyó todo lo que entraba por sus ojos.
Y lo compartió escupiéndolo por sus dedos, con la paleta llena de frases y de pigmentos. 

 


“ Solía decir a mis jóvenes estudiantes: ¿Quieres ser un pintor?
Antes de nada debes cortarte la lengua dado que tu decisión te ha arrebatado el derecho a expresarte con otra herramienta que no sea tu pincel”
  Entrevista radiofónica a Henri Matisse. Año 1942.


viernes, 25 de mayo de 2012

Luciérnaga



Basalto, sepia, café. Fotófaga de vida breve. Floto en los raíles de la brisa nocturna que las farolas tienden a propósito. Cortejo las bombillas quemantes de callejones oscuros y gatunos, de carreteras provinciales, de bares de niebla y piano. Bailo con quinqués de escritores románticos y me cuelo en las películas de los cines de verano. Soplo las velas de cumpleaños con el último aliento de mis alas de papel y me voy por donde aparecí, por el sendero blanco y caliente de la luz.


Microrrelato seleccionado en el IV Concurso de creación de microrrelatos de la universidad de Salamanca.

martes, 1 de mayo de 2012

Bavarian sugar cookies


  "As Harold took a bite of Bavarian sugar cookie, he finally felt as if everything was going to be okay.

 Sometimes, when we lose ourselves in fear and despair, in routine and constancy, in hopelessness and tragedy...there are Bavarian sugar cookies.

 And fortunately, when there aren´t any cookies, we can still find reassurance in a familiar hand on our skin...

 Or a kind and loving gesture...

 Or a subtle encouragement...

 Or a loving embrace...

 Or an offer of comfort.

 Not to mention hospital gurneys...

 And nose plugs...

 And uneaten Danish...

 And soft spoken secrets...

 And Fender Stratocasters...

 And maybe, the occasional piece of fiction."


  "Stranger than fiction"(2006). Marc Forster.

lunes, 23 de abril de 2012

¡Baboom!



  Dupont en otra vida hubiese sido carnicero. Si no fuera por su padre se hubiese pasado la vida entre despellejadores, cuchillos carniceros, deshuesadores, hachuelas, ganchos, machetes, desventradores, todos ellos hermosos e incisivos.
  Entre paredes de cerámica blanca y marmórea, helada y fluorescente.
  Entre morritos de cerdo, lenguas de vaca, rabos de toro, empapados en rojos espesos, en magentas que se derraman.
  

  Pero Dupont había nacido en una familia de ilusionistas, y era un mago de chistera y pañuelo. Su as en la manga era una paloma blanca que sacaba de su sombrero de copa. No obstante, cuando se trataba de impresionar al gran público, partía a su azafata rubia por la mitad en medio de una escandalosa explosión de purpurina carmesí. Eso, sin duda, era lo que más le satisfacía.

jueves, 12 de abril de 2012

Para Elisa


 Elisa se acicala mientras se hacen las lentejas. Su carne mojada respira dentro del albornoz y desprende aromas cremosos. En el patio huele a croquetas y a ropa limpia. El espejo de aumento se empaña de todos los aromas tempranos y le devuelve la imagen borrosa de su guapura de pucheros y pomadas.

miércoles, 28 de marzo de 2012

thoselips


  Me observaba con sus labios de silicona blanda y me arrojaba rojos salvajes. Me escupió, finalmente, una balada celeste por sus ojillos minúsculos.

martes, 20 de marzo de 2012

Printemps


 Yo les brindo un truco que sólo pare en Marzo, el arte divino del más allá y, del más acá, las cigüeñas y los panes.

 Les traigo la vida servida en el mantel de las briznas de  hierba y las semillas de los dientes de león.

sábado, 17 de marzo de 2012

Coronel O


 Informe de guerra. Comando Vaupés.
 
  El coronel ha dejado de oír. Una bala halló un pasillo entre las palmeras y su pescuezo descamisado y aterrizó en su caracol izquierdo. Todos los esfuerzos para que recuperase la audición han sido en vano.

   El coronel no tiene quien le cante. La jungla lo recibe en silencio. El corazón le palpita como el eco sordo de un tambor hueco.

  Nadie sabe que la última canción  que guardaba en la cachucha cuando le alcanzó la munición es ahora la música de la vida que desoye.

 
 

miércoles, 29 de febrero de 2012

L´atelier de la petite mademoiselle


  El habitante hace al habitáculo.

  Y el habitáculo se vuelve habitante cuando ella lo patrulla y lo salpica.

lunes, 30 de enero de 2012

Otro café


-Tráigame un café, por favor. Un café bien caliente. Con humo blanco, espeso de olor tostado. Quiero, quiero ese de la carta, el “café brulé”. Muy cargado, y muy caliente, como le he dicho. ¿Le ponen crema de cacao aquí? pues sí, quisiera un poco. Es que vengo de la peluquería, ¿sabe usted?, y me han hecho este corte horroroso...así me alegro un poco el día. Y ahora que lo pienso, ¿le puede poner un chorrito extra de Drambuie?. No, noo, no piense que...no suelo beber, pero me ha sorprendido este chaparrón cuando salía del salón de coiffure y me pica un poco aquí, en la garganta. Gracias, muchas gracias. Otra cosa, la corteza de limón, se la puede usted retirar antes de servírmelo si me hace el favor, es que me da dentera, no obstante qué amargor más delicado, ¿verdad?, ¿no cree?. Es que soy muy cafetera, ¿sabe?. Sí, en mi casa siempre hemos sido muy de café. Con leche o nata en el desayuno, café moka después de comer, un cortadito con lenguas de gato en la merienda y descafeinado con miel para el resopón, en los días  más crudos del  invierno. Un momento,  ¡Canela!, póngale bien de canela, que como decía mi hermano Ramón: “la canela y el limón, en el café, hacen bendición”. Ay mi Ramón, bendito él y su coca de piñones. Es que era panadero mi Ramón, ¿sabe?, que descanse en paz mi Ramón, como lo quería, mi Ramón. Sí, muy amable, gracias otra vez. Qué retahílas hijo, disculpe. ¡ Joven!, ¡joven!, ¿Sería mucho pedir que me lo sirva en copa flauta?. Es que en copa siempre va un poquito más,  aunque yo soy más de taza, y no le voy a engañar, vengo con un poco de hambre. ¿Un barquillo parisien me pondría usted, mozo?, y una cuchara de mango largo, para remover, que son muy elegantes y sino no llego al chocolate del final. Gracias, gracias otra vez, joven.

  -Carmela, Carmela, ha venido a verla su hija, ¿se acuerda?. Sí, Chelo, su hija, Chelito. Han venido sus nietos con ella. ¿Qué?, sí, sus nietos. Pepín y Martita. Levántese, vamos. Bueno, yo le traigo la rebeca. Vamos, que tienen muchas ganas de verla. ¿Cómo?. No Mela, Melita no, otro café no, que sabe que no le hace bien.

viernes, 27 de enero de 2012

Namida


  
  Cada lágrima que se le escapa por los carrillos refleja los neones de la ciudad de Kyoto y se posa en la moqueta como una pluma.

   Así es como Sayiko expulsa sus desperdicios.

   La moqueta, verde y rizada es su vertedero. Césped de migas de pan de gambas, reposo de la hebras de hilo de seda zhongguo zhou, sumidero y cloaca de las basuritas espirituales de todas las machiyas del distrito de Gion.

miércoles, 18 de enero de 2012

A síndrome do caracol


-E lo, ¿cres que tirando anaquiños de pan duro, atoparei o camiño de volta a casa?.

-Abofe que sí. O avó Xoan sempre o dicía.

-¿E se os levan os paxaros, ou os comen os esquíos, ou amolecen coa chuvia, ou se agachan tra-los madeiros das noceiras?.
-Entón busca outros lugares. Haiche centos de camiños, meu neno bonito, outros recunchos, meu ben.
   Mira para o caramuxo, sempre na procura doutras cunchas onde abandoarse  . Atoparás a túa, eiquí ou acolá, prométocho, confía en min. Cerca e lonxe das ondas do mar, preto do calor dunha lareira, ó carón dunha lámpada co resplandor do ámbar. Pero o que definitivamente fará del o teu fogar, serán as historias que leas nel e os cadros que poñas nas paredes, os almorzos polas mañás, as merendas no serán, os romances da nocturnidade, os choros e os sorrisos, o delicioso arume do teu devenir cotián.

sábado, 14 de enero de 2012

Baby, it´s cold outside

 

- Date prisa, o se te enfriará la sopa de tiburón.